Abogado, Ingeniero. curioso

miércoles, 28 de octubre de 2009

DUDAS

Los años no transcurren de vacio. El paso del tiempo, añadiré de forma inexorable que queda literariamente muy bien, va marcando tu caracter. Me he preguntado muchas veces, o mejor dicho me lo estoy preguntando ahora cada vez con mayor insistencia, si esa marca en el caracter es simplemente un fenómeno biológico que consiste en un deterioro de las neuronas . Prefiero creer que no, y que son las experiencias de la vida las que te marcan y te hacen reconsiderar muchas cosas.
Es positivo replantearse los comportamientos. No se puede vivir como un autómata o incluso como un robot sin cuestionarse nada. No me refiero a hacer diseccionar una cuestion y analizarla. Esto es tambien bueno. Me refiero al replanteamiento de tu actitud ante la vida y ante determinados acontecimientos que en ella te ocurren.
Por ejemplo, ahora cada vez más pienso en mi actitud en el terreno de las creencias. Vaya por delante que yo soy creyente, mientras alguien no me desmonte el chiringuito de mis creencias.
Pero ahí se acaba. Era asiduo practicante de la religion católica. El comportamiento de la Iglesia y sobre todo ese replanteamiento que antes os decía me ha alejado de los templos. Y esto es una lástima. El que no ha entrado en un templo, sea de la religión que sea, y no ha sentido la quietud del recinto y el alejamiento del mundanal ruido, no sabe lo que se disfruta. Yo ahora ya no entro.
Con la edad siento la necesidad de indagar en el sentido de la vida cada vez con más profundidad.
Esta incognita del porqué y del como, ha sido compartida por muchos humanos. Yo ya no quiero fe del carbonero, quiero respuestas a muchas incognitas y si es posible soluciones.
Esta entrada es de Espronceda aunque por un error informático figure MAR