Abogado, Ingeniero. curioso

viernes, 30 de octubre de 2009

LA AMISTAD

Hoy al despertar he sentido una pereza especial para levantarme, como si la fuerza de la gravedad estuviera ejerciendo una presion sobre mi y dificultara mi verticalidad.
El hecho de no levantarme con una hora prefijada es posible que ayude a la presión de la fuerza de la gravedad sobre la cama.
Cuando siento esa sensación, pocas veces, lo confieso, se pone en marcha de forma descontrolada
el motor de mis pensamientos. A cierta edad , si además se tiene el vicio de pensar, son muchos los recuerdos y son muchos los temas.
Hoy le ha tocado el turno a la amistad y en esa línea pensaba en mi amigo y más que hermano , PEPE, o debería decir José Luis. Hace ya años que ha desaparecido, yo creo que a una edad temprana, tenía 68 años.
Le conocí en la Academia en la que preparabamos el ingreso en la Escuela Superior de Ingenieros de Telecomunicación. Estudiamos allí juntos 3 años y después en la Escuela de Ingenieria cinco años más. Fuimos a la misma Empresa, de la que yo me marché y él se quedo hasta su jubilación.
Dice , no ser si es Facundo Cabral, que cuando un amigo se vá, queda un espacio vacio que no lo puede llenar la presencia de otro amigo. ! Que gran verdad! Yo sigo teniendo el hueco.
La amistad que creerme a veces es una rara avis, es lo más bello del mundo. Yo puedo dar fe con mi amigo Jose Luis.
Teneis que perdonarme este abuso de confianza con vosotros, contando esta faceta de mi vida. Y teneis que perdonarme porqué necesitaba contarlo a los cuatro vientos. ! Que digo cuatro ! A los cuarenta vientos, para que mi amigo Pepe reciba la brisa cálida de mi cariñosa y siempre amistad.