Abogado, Ingeniero. curioso

viernes, 19 de noviembre de 2010

UN TROZO DE VIDA

Recuerdo, como si el tiempo se hubiese detenido desde entonces, los momentos vividos cuando decidí con el beneplácito de mi esposa trasladarme a Barcelona. Por entonces mi título y ocupacion era la ingeniería y me habían ofrecido un empleo que no podía desdeñar. Allí nos fuimos, incluidas mis dos hijas, una de ellas de pocos meses, y la que entonces se llamaba chacha , posteriormente mujer de servicio y ahora empleada de hogar.
La aventura estaba servida aunque yo de pocos años no valoraba lo suficiente la importancia de la decision. En Madrid dejabamos a los padres, hermanos, amigos, abuelos, etc.
Ahora con el paso del tiempo me arrepiento de aquella decisión.. Las raices son las raices, nunca se pueden enterrar y permanecen unidas a tí por el resto de tu vida. Mi tierra de acogida , ahora con pretensión de volver a ser reconocida como nación, me ha permitido desarrollarme economicamente y aquí han nacido mis nietos, catalanes ellos, bendicion de Dios. Aquí he encontrado buenos amigos y aquí he estudiado mi segunda carrera, la abogacía, que desde el punto de vista personal ha supuesto para mí un gran logro. Pero añoro mi tierra. Seguramente dejaré dicho que mis cenizas vayan allí
 Y ahora me pregunto ¿ porqué este comentario de mi vida privada? ¿ A quien le importa? Probablemente a nadie, pero me es igual. La ventaja del blogger es que desde un supuesto "anonimato "te permite contar aspectos de tu ciclo vital que seguramente no escucharía nadie si pretendes hacerlo en primera persona.  Esto es una terapia? Si lo es. Ahora que la confesión está practicamente arrinconada es necesario utilizar otras formas de descargar adrenalina.  Continuará.....