Abogado, Ingeniero. curioso

viernes, 31 de diciembre de 2010

SE MARCHÓ POR EL DESAGUE

Miraba fijamente y lo veia alejarse por el desague. Ahora ya solo distinguía de él algunos rasgos difusos. Me preguntaba como era posible que un año de mi vida, ahora ya cada vez más corta, pudiera perderse en la lejanía y no quedase ya nada más que un vago recuerdo con permanencia de alguna sensacion sobre todo de disgusto.
Intenté desesperadamente retenerlo aunque solo fuera para recordar juntos los momentos vividos, pero fue inútil. Se marchó  y apareció para sustituirlo un nuevo año al que llamé 2011