Abogado, Ingeniero. curioso

viernes, 3 de junio de 2011

CONFESION INTIMA

Mientras la abrazaba sentí esa sensacion de felicidad que solo da el placer mezclado con el amor.
 El cuerpo que se me ofrecía no era el de hace 49 años, cuando en nuestra primera noche de amor, al carecer de experiencia previa, intentabamos amoldar nuestros cuerpos para hacer más completa nuestra entrega. Ahora transcurrido ese tiempo , con mayor experiencia, vuelvo a sentir la misma sensación de placencia y se que mi pareja tambien. Lo sé porque los años me han enseñado a conocer las señales de placer de ella.
A mi pareja de toda la vida,  que es más celosa de su intimidad que yo, es posible que no le agrade esta confesion tardía mía, pero me ha salido del alma y además es mi intimidad, aunque, bien es cierto, compartida con la suya.