Abogado, Ingeniero. curioso

sábado, 22 de octubre de 2011

LA MUERTE DE GADAFI

Las imagenes de Gadafi, capturado y asesinado in situ por sus compatriotas me han hecho meditar.
Gadafi por lo que nos cuentan ha sido un iluminado más, de los muchos que en el mundo han sido, que ha gobernado su Pais haciendo y deshaciendo a su antojo con la complacencia de todas las naciones que se dicen demócratas. Lideres políticos de muchos paises, incluido el nuestro, le han visitado, abrazado, besado, mientras, según nos cuentan perpetraba en sus detractores toda clase de abusos y tropelias. Amparado en el poder disfrutaba de lujo, patrimonio, repartido por doquier con el beneplácito de bancos, Presidentes, Reyes, etc.
De lo expuesto ya se pone de manifiesto una gran hipocresía de casi todo el genero humano, pero especialmente de nuestros dirigentes y políticos. ¿ Donde estaban las Instituciones de Justicia Internacionales y la Organos Mundiales creados para proteger a la humanidad de la tropelía de unos pocos? ¿ A donde miraban?
Ahora, cuando despues de una sangrienta guerra civil y de una cruenta persecución en la que participa la ONU, le detienen, le torturan , le matan, mientras él al fin y al cabo humano, pide clemencia.
Que no se me entienda mal. El comportamiento de Gadafi con su pueblo, si es lo que nos cuentan, es un genocídio y merece no ya la repulsa de todos sino la condena, tal vez a muerte, ¿ porqué no? por su actos. Pero habría que haberlo  juzgado. Habría que haberlo llevado a un Tribunal internacional y juzgarlo. NO SE LE PUEDE ASESINAR, emulando su forma dictatorial de hacer. Y hasta que no lo entendamos así, el mundo no habrá alcanzado el grado de madurez necesario y seguirá siendo un mundo de primates. Es decir habremos vuelto a nuestros origenes antes de ser homo-sapiens.