Abogado, Ingeniero. curioso

martes, 15 de octubre de 2013

Pensamiento sobre el morir

Hace mucho tiempo que no digo nada en este medio. A mi escribir en este blog que solo leo yo, me sirve de materialización de pensamientos que afortunadamente sigo teniendo.
Hoy leía en un libro de Américo Castro, el gran historiador español, una expresión que me ha llamado mucho la atención. Hablaba del solemne no hacer nada, característico del español que se precia de serlo. He tenido tentaciones de seguir este consejo e interrumpir la expresión de mi ideas ahora mismo, pero siendo coherente con la necesidad de materialización de la que hablaba, seguiré, pero lo haré con las ideas de otros.
Dentro de un curso sobre Historia de las Religiones me encuentro con los Vedas, libro que recoge las doctrinas hinduistas. Transcribo unas líneas :

El hombre anciano, que ha vivido toda su vida, que ha cumplido su tramo de vida, no muere; él simplemente ha agotado el combustible. La llama de su vida continua y quema en sus hijos, en los hijos de sus hijos, en sus amigos, en sus obras, en sus ideas que se propagan a los cuatro vientos. Ahora solo quedan por ofrecer su cuerpo y su respiración. El hombre viejo no muere; simplemente acaba su intercambio con la vida y lleva a término la transmisión de todo lo que el  ha recibido, tal como describen las Upanisad *.

*Las Upanisad son escritos hindús que recogen parte de su doctrina.

Creo que lo transcrito expresa con mucha belleza el transito de la vida a la muerte y me ha parecido oportuno darlo a conocer. Se lo dedico a los que como yo se pregunten por lo efímero del vivir y busquen respuesta, Ya sé que hay quien ni se lo pregunta. ! Mejor para él!

Como veis he practicado el solemne no hacer nada. El interés , para mi, de esta expresión es que eleva a  solemne el no hacer nada. Recuerdo la acepción 4 del  término que se refleja en el Real Diccionario de la Lengua Española :   Grave, majestuoso, imponente. Nunca se me hubiera ocurrido que no hacer nada fuera majestuoso. A partir de ahora lo meditaré y tal vez lo practique más.