Abogado, Ingeniero. curioso

lunes, 13 de julio de 2015

Respeto

Nunca terminaré de sorprenderme ante algún nuevo acontecimiento que llega a mi área cerebral encargada de procesar la información. Si mis conocimientos en su día aprendidos no me fallan, es el área pre-frontal.
La sorpresa se provoca cuando la información exterior que recibes no se adapta a ninguno de los parámetros que tus anteriores experiencias vitales habían configurado.
Después de esta introducción neurológica de como se produce en mí el mecanismo de asimilación de nuevos hechos, explicaré de que hablo.
Los acontecimientos que se están produciendo en torno a un profesional del deporte, el football lo es a pesar de todo, me están confirmando que, al menos, en algunas entidades deportivas, el tratamiento es el de un negocio mercantil. No soy un ingenuo, recién aterrizado en este mundo. He visto a lo largo de mi vida profesional muchos comportamientos similares de los responsable del "negocio".  Hay un refrán muy castizo, casi irreverente para dejarlo aquí escrito, pero que como viene como "anillo al dedo" para el caso que me ocupa, lo voy a escribir, y que me perdonen
los críticos del estilo y vigilantes de las costumbre morales. Dice el refrán
Cuando las ganas de joder aprietan ni a los vivos ni a los muertos se respeta.
Y yo me digo: si no se respeta a un muerto ¿como se va a respetar a un ser humano, vivo, responsable en su corta vida profesional ?  No es posible. Yo lo intuía. Ahora ya no es intuición, sino certeza. ¿ verdad Sr Presidente y sus muchachos?.  Para los apartados del mundo de la Liga BBVA aclaro que hablo de IKER CASILLAS, y lo escribo así, con mayúsculas.