Abogado, Ingeniero. curioso

martes, 22 de diciembre de 2015

Desde la biblioteca un 22 de Diciembre 2015

No se como disfrutan los niños. Hace mucho tiempo que dejé de serlo y además los niños de ahora no son los de mi tiempo. Por eso cuando digo que a mis 79 años estoy disfrutando de mis estudios universitarios como si fuera un niño, me refiero al sentimiento de gozo que invadía a los niños de mi época cuando, por ejemplo, les compraban una pistola de hojalata. Porqué si, en aquellos tiempos a los nenes se les compraban pistolas, ahora ya no, que traumatiza y pueden convertirlos en terrorístas.
Sigamos. Hace cuatro años asisto a clases universitarias. Escojo las asignaturas que quiero. Las estudio, me examino, y ...... apruebo.  Disfruto porque estudio lo que quiero. En aquellos tiempos que llaman del cuplé y que yo acudía a la Universidad a licenciarme en algo que me permitiese ganarme la vida, no podía dejar de cursar materias que no me interesaban para nada. Ahora es todo lo contrario. Lo que estudio es porque me interesa. Filosofía, historia de las ciencias, religiones y creencias asiáticas, historia moderna y contemporánea, Geografía Humana, Estudios Literarios y asi un largo etcétera.
Para que me ha servido todo esto?. Sobre todo, como decía, para disfrutar como un niño. Lo segundo para conocer un poco más el significado de lo que me rodea. Especialmente para abrirme nuevos campos de interés como han sido el origen de las especies, la religiosidad. El conocimiento del pensamiento ateo y sus justificación. El abrirme con más generosidad a atrás ideas y a otras formas de pensamiento.  Esto último. en los tiempos que corremos me está siendo de gran utilidad para compensar la incomprensión que el deterioro neuronal provoca en las personas de mi edad.
Se me olvidaba contar que entre mi nuevos estudios se encuentran lo neurovegetativos, las neuronas y sus natural e inevitable deterioro. Esto también me ayuda a soportar y conocer los porques de mi deterioro.