Abogado, Ingeniero. curioso

sábado, 1 de octubre de 2016

Mis manos








Apoyé la cabeza sobre las manos, la retiré un poco y me fijé detenidamente en ellas. Los recuerdos se amontonaron y tuve que ordenarlos. Con estas manos que ahora veía envejecidas había acariciado a mi primer amor. Entonces eran tersas y su caricia era gratificante, ahora son ásperas, la caricia es casi una limadura. Con estas manos que ahora veía, me había amado intensamente en la soledad del lavabo y con el recuerdo de alguna artista de aquellos tiempo Con estas manos rugosas ahora, pero casi delicadas entonces, había levantado a mis hijas para jugar y lo había hecho con seguridad, con firmeza. Ahora ya no podría levantarles. En fin, con estas manos que ahora contemplo y que son un elemento más de un cuerpo decrépito , he hecho muchas cosas, ahora lejanas en el recuerdo.
Por ahora me son fundamentales para apoyar la cabeza sobre ellas, retirarla y iniciar mis recuerdos. Mis manos son ahora, además un activador de mis neuronas.